Visualización de satélite está experimentando un boom

En 2013, los vehículos voladores no-tripulados eran el centro de atención y provocaban las visiones de una visualización y supervisión de cosechas en tiempo real.

En 2014 puede que los satélites roben un poco de la fama de drones si se cumplen las promesas de proveer unos imágenes semanales de todos los cultivos en cada hectárea en los EE.UU.

Sin anunciarlo a bombo y platillo, la compañía francesa de la visualización vía satélite adquirida por Land O´Lakes en 2013, empezó en abril entregar a los agricultores estadounidenses las primeras imágenes de sus cultivos mediante los socios de Winfield.

drones-lawfirms-lawfuel

Otro fabricante de sistemas de visualización vía satélite, SatShot, asegura que a principios de 2015 arranará con su sistema. Por ahora, ha incrementado la frecuencia de actualizaciones de mapas de cosechas a cada 3 semanas, en vez de cada 4 como en 2013.

Mientras tanto, los drones podrían empezar con la entrega delos imagines en el tiempo real en la cosecha en 2016, con la condición de que las autoridades sigan el calendario y promulguen las regulaciones de los drones comerciales en 2015. Otra cosa que pudiera acelerar el proceso sería la introducción de nuevas regulaciones por parte de la FAA pero esto no parece posible.

Con la intoducción de los nuevos sistemas de gestión, control y visualización de los cultivos con el uso de los vehículos voladores no-tripulados combinados con los sistemas de sensores, como Trimble’s GreenSeeker y Ag Leader’s OptRx, los agricultores, por ahora solo los estadounidenses, tendrán en la mano unas herramientas potentes para gestionar mejor su producción agrícola.

Anuncios

Las tecnologías que determinarán el futuro en agricultura.

En la última entrada traté de las tecnologías ya existentes y ampliamente utilizadas en la agricultura modera. Hoy, no obstante, vamos a hablar de los avances de la ingeniería y agrotécnica que todavía no se han introducido o están aún en la fase de desarrollo. Veamos cómo será el campo del siglo XXI. Aunque no es fácil prever el futuro y los que intentan pronosticarlo a menudo fracasan pero intentemos observar las tendencias que ya están emergiendo.

Las tecnologías más prometedoras

Los ordenadores que se pueden llevar: todavía hace una década la idea de los ordenadores portátiles tan pequeños que cabrían en la montura de las gafas y la realidad aumentada parecía imposible realizar en un futuro previsible. Sin embargo, las Google Glass ya son la realidad dentro de poco cada uno podrá llevarlas. La facilidad de acceso a todos los datos, cámara, red inalámbrica y seguramente las apps creará una nueva realidad en la agricultura del futuro.

tumblr_maig15wzFb1qgpcs1o1_500

Los motores eléctricos: las exigencias y normas ecológicas cada vez más estrictas y la ecología que está de moda hace que los vehículos y las máquinas causan que éstas se hagan más sostenibles. En los tractores y las cosechadoras hoy en día no sorprenden los motores hibrides pero todavía no cuentan con las unidades motrices eléctricas en el 100%. Todo parece que con el desarrollo técnico estos irán disponiendo una potencia mayor y acabarán propulsando también los vehículos más grandes.

Los sensores: los sistemas de las que hablamos en la última entrada dominarán la agricultura y permitirán tratar individualmente cada planta, con la máxima precisión posible.

images (10)

Los drones: lo que empezó en el ámbito militar ya ha pasado a la ingeniería civil: los aviones no tripulados. Con su gran versatilidad, pequeño tamaño y facilidad de manejar crean se consideran una nueva esperanza para la agricultura que permitirá aplicar abonos y observar los cultivos desde lo alto.

cl230-in-cab

Las máquinas autónomas: nos guste o no, la tecnología y la inteligencia artificial va ganando terreno también en agricultura. Es to no quiere decir que un día nos despertemos en un mundo lleno de los Terminatores, claro. Los sistemas automáticos ya dominaron las fábricas y todo parece que, teniendo en cuenta los éxitos con el desarrollo de los coches no tripulados, que dentro de poco sustituirán los humanos en las cabinas de vehículos.

El impreso 3D: es una tecnología que, muchos dicen, va a provocar una nueva revolución industrial del siglo XXI. Yo puedo pensar en miles de usos de las impresoras 3D, por ejemplo para “imprimir” repuestos en vez de acudir a un servicio.

Todas estas tecnologías están ya o en las tablas de dibujo o se introducirán dentro de poco. ¿Vosotros qué pensáis de todas estas novedades?

 

Las tecnologías que determinarán el futuro en agricultura.

En la última entrada traté de las tecnologías ya existentes y ampliamente utilizadas en la agricultura modera. Hoy, no obstante, vamos a hablar de los avances de la ingeniería y agrotécnica que todavía no se han introducido o están aún en la fase de desarrollo. Veamos cómo será el campo del siglo XXI. Aunque no es fácil prever el futuro y los que intentan pronosticarlo a menudo fracasan pero intentemos observar las tendencias que ya están emergiendo.

img_51d481a78e18a_32371

Las tecnologías más prometedoras

Los ordenadores que se pueden llevar: todavía hace una década la idea de los ordenadores portátiles tan pequeños que cabrían en la montura de las gafas y la realidad aumentada parecía imposible realizar en un futuro previsible. Sin embargo, las Google Glass ya son la realidad dentro de poco cada uno podrá llevarlas. La facilidad de acceso a todos los datos, cámara, red inalámbrica y seguramente las apps creará una nueva realidad en la agricultura del futuro.

Los motores eléctricos: las exigencias y normas ecológicas cada vez más estrictas y la ecología que está de moda hace que los vehículos y las máquinas causan que éstas se hagan más sostenibles. En los tractores y las cosechadoras hoy en día no sorprenden los motores hibrides pero todavía no cuentan con las unidades motrices eléctricas en el 100%. Todo parece que con el desarrollo técnico estos irán disponiendo una potencia mayor y acabarán propulsando también los vehículos más grandes.

Los sensores: los sistemas de las que hablamos en la última entrada dominarán la agricultura y permitirán tratar individualmente cada planta, con la máxima precisión posible.

Los drones: lo que empezó en el ámbito militar ya ha pasado a la ingeniería civil: los aviones no tripulados. Con su gran versatilidad, pequeño tamaño y facilidad de manejar crean se consideran una nueva esperanza para la agricultura que permitirá aplicar abonos y observar los cultivos desde lo alto.

Las máquinas autónomas: nos guste o no, la tecnología y la inteligencia artificial va ganando terreno también en agricultura. Es to no quiere decir que un día nos despertemos en un mundo lleno de los Terminatores, claro. 🙂 Los sistemas automáticos ya dominaron las fábricas y todo parece que, teniendo en cuenta los éxitos con el desarrollo de los coches no tripulados, que dentro de poco sustituirán los humanos en las cabinas de vehículos.

ZPrinter 850

El impreso 3D: es una tecnología que, muchos dicen, va a provocar una nueva revolución industrial del siglo XXI. Yo puedo pensar en miles de usos de las impresoras 3D, por ejemplo para “imprimir” repuestos en vez de acudir a un servicio.

Todas estas tecnologías están ya o en las tablas de dibujo o se introducirán dentro de poco. ¿Vosotros qué pensáis de todas estas novedades?

 

Seguimos con el tema de las innovaciones en la agricultura. Hoy vamos a tratar sobre los inventos y soluciones en mecánica y biotecnología que han tenido mayor impacto en el proceso de la producción de alimentos en los últimos años.

Agriculture-Machinery

La populación mundial creciente

Es sabido que la población mundial continúa creciendo mientras que cada vez hay menos tierra apta para cultivar, con lo cual, la búsqueda de un rendimiento más alto que permite sostener el número de la gente más elevado debe enfocarse en las soluciones científicas y técnicas.

Telemático: la tecnología que facilita la navegación, la transferencia de los datos y locaciones con mayor facilidad desde y hasta la máquina, por lo cual ayuda alcanzar mejor eficacia, especialmente con un equipamiento costoso.

La resistencia a las sequías: la genética y biotecnología permitió inventar plantas genéticamente modificadas más resistentes a las sequías lo que deja cultivar en los terrenos antes inaptos o aumentar el rendimientos de los campos ya existentes e incrementar las cosechas. Las plantas con dichas modificaciones aguantan en los sitios donde dominan las temperaturas muy altas con baja precipitación.

Los sensores de cultivo y suelo. Cada vez hay más granjas en las que se instalan unos sistemas y redes sofisticados de sensores gracias a los cual se pueden leer las cosas como el estado de cada planta, la necesidad de riego, el nivel de nitrógeno en el suelo… Luego, los datos recogidos permiten aplicar con la mayor minuciosidad lo que sea necesario con la precisión hasta una sola planta.

Automatización penetrante: los productos y sistemas que reducen la cantidad de trabajo que tiene que realizar el operador y además elimina o baja la posibilidad de cometer un error humano. Los sistemas que contienen GPS, automatización programable, las empacadoras automáticas, la automatización de la control de cosechadoras o tractores o la gestión de potencia inteligente.

Alta precisión: con la navegación kinemática de tiempo real (Real-time kinematic navigation) la siembra y la aplicación de abonos se ha convertido en la realidad. Los controladores y sistemas de alta resolución, hacen posible actuación y uso de productos en las cantidades exactas en un lugar preciso, especialmente cuando están combinados con los sistemas de sensores.

Biología: con la tendencia creciente a favor de ecología y medioambiente se ha ido mejorando la control de los abonos artificiales y pesticidas. Sin embargo, gracias al desarrollo científico y la combinación con nuevas tecnologías agrícolas hay cada vez más soluciones como por ejemplo uso de los enemigos naturales de ciertas malas hierbas/insectos.

On-board-precision-agriculture-computer

La tecnología es la clave para el futuro

Todos estos avances son los componentes cruciales para sostener la capacidad de los agricultores de producir la necesaria cantidad de alimentos.

Según el Center for Food Integrity (el Centro de la integridad de alimentos), en los próximos 40 años el mundo va a necesitar un 100% más alimentos de lo que se produce hoy en día y el 80% de ello tiene que provenir de las cosechas incrementadas por las nuevas tecnologías agrícolas.

Las innovaciones agrícolas

La Asociación de los ingenieros biológicos y agrícolas (ASABE por sus siglas en inglés) publica cada año un ranquin de las 50 mejores innovaciones en la ingeniería y maquinaria agrícola. El concurso, llamado AE50, se centra sobre todo en “los productos y tecnologías diseñadas para impulsar el desarrollo, incrementar la eficacia o/y la seguridad de operador y reducir los gastos de mantenimiento y trabajo”.

Imagen

Es interesante observar cómo han cambiado las prioridades y los enfoques del sector. Cuando el concurso arrancó, en los años 80, la mayoría de las innovaciones se centraba en metal. No extraña, sin embargo, que el gran interés ha pasado a las tecnologías informáticas y medioambientales. En el año 2013 un gran número de los inventos premiados fueron los productos que se enfocaron en: la electrónica de control, los sistemas de gestión, las máquinas avanzadas y la supervisión de entrada/salida, que está vinculada a la control de emisiones.

Imagen

A base de la edición del año pasado podemos ver cuáles son las soluciones que más atrajeron la atención de los expertos. La tecnología más alta fue representada por el sistema de la control avanzada, la control de crucero y la palanca C-Motion, el analizador de semillas Dickey-John Instalab 700, el sistema de control remota de John Deere. Además ya se nota la tendencia creciente de aplicar las tecnologías de drones en la agricultura, junto con los sistemas de posicionamiento GPS, que ha recibido el nombre de agricultura de precisión. Su propósito es minimizar los gastos, reducir el tiempo de llevar a cabo las tareas en el campo gracias a la gestión de datos informáticos y la precisión de conducir.

Las normas de emisión de la maquinaria

Es sabido que la política energética de la Unión Europea aspira a reducir el impacto medioambiental que provoca la motorización e industria. Por lo tanto, todos los motores instalados en cualquier tipo de vehículo (menos los aviones y los barcos) tiene que cumplir con las normas de emisión que se hacen cada vez más exigentes. Ahora bien, vamos a ver que regulaciones ya se han implementado y que se van a introducir en los próximos años.

Imagen

Como está muy de moda fabricar las maquinas más y más ahorradoras los productores procuran aumentar la eficacia y a la vez reducir la cantidad de carburante usado. Por ello, cuando entráis a una página de distribuidor o de fabricante siempre aparece información sobre el consumo de combustible y sobre los motores que realizan las normas impuestas. Esta tendencia es muy lógica porque con la disminución del uso de combustible bajan también las emisiones de humo y de las sustancias perjudícales.

K_9450_3

En la Unión Europea la norma actual que concierne a los vehículos industriales es la EURO V pero dentro de poco es posible que entre en vigor la EURO VI. El desacuerdo de Alemania puso trabas a los trámites y la reforma estuvo pospuesta por dos años (entra en 2016). Por lo tanto, los fabricantes tendrán 2 años más para mejorar la eficacia energética de sus motores. Aquí se puede ver todos los detalles.

En los Estados Unidos están vigentes las normas Tier 4/Stage III que equivalen a las europeas por lo tanto, en general, se dirige las mismas máquinas a los mercados europeos y estadounidense ya que los motores cumplen con la ley. Para ver los detalles mira aquí.